Cuenta la leyenda que…

Hace varios años hubo una convención mundial de demonios, con un solo objetivo: Inventar una nueva travesura para fastidiar a la humanidad.Uno de ellos propuso:…

–¿Por qué no fastidiamos a los humanos, quitándoles algo?

–¿Y qué les quitamos? Dijeron los demás.

Después de pensar un rato, uno de ellos dijo:

–¡Ya sé!, vamos a quitarles la felicidad.

–¡Sí, sí! Dijeron todos, pero el problema va a ser dónde esconderla para que no la encuentren.

Uno de ellos pensó: –Vamos a esconderla en la cima del monte más alto del mundo.

–No, dijo otro demonio, recuerda que tienen escaladores profesionales, helicópteros, GPS, seguro que la encontrarán.

Entonces todos sabrían donde está y todos irían a buscarla.Luego habló otro: –Entonces vamos a esconderla en el fondo del mar.

–No, contestó otro, tienen submarinos, mini submarinos, buzos, rastreadores la encontrarían fácilmente.

Entonces todos sabrían donde está y todos irían a buscarla.

Otro dijo: –Escondámosla en un planeta lejano a la Tierra.

–No, respondieron algunos, tienen naves espaciales, astronautas y tecnología suficiente para encontrarla en cualquier planeta, seguro la descubrirían.

Entonces todos sabrían donde está y todos irían a buscarla.

Había un demonio que había permanecido en silencio escuchando y analizando atentamente cada una de las propuestas de los demás y cuando todos se callaron dijo:

–Creo saber dónde esconderla para que realmente nunca la encuentren.
Todos lo miraron asombrados y preguntaron al mismo tiempo: –¿Dóndeeee?
–La esconderemos dentro de ellos mismos, estarán tan ocupados buscándola en todas partes, que nunca la encontrarán, respondió el demonio.

Todos estuvieron de acuerdo y desde entonces ha sido así:
«El ser humano se pasa la vida buscando la felicidad sin saber que sólo la encontrará dentro de sí»

Si sientes que la desmotivación, la tristeza y el desanimo se apoderan de ti y eso te hace sufrir, no dudes en buscar ayuda para poder seguir hacia adelante recuperando tu felicidad escondida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.